Grupo Orquideófilo Canarias

 

Damas de la Noche en 15-16 variaciones

 

         El género Brassavola es uno de los más antiguos que se cultiva en Europa pero sigue siendo poco conocido entre los aficionados. Merecería mayor atención debido a la belleza de sus flores, duraderas y perfumadas, al espacio reducido que necesitan, y porque son plantas de fácil cultivo, ya que se adaptan fácilmente a diferentes condiciones climáticas.

         Agrupados en un género relativamente pequeño de aprox. 15 especies, la mayoría de las plantas muestran un aspecto similar, tanto en sus características vegetativas como en sus inflorescencias. Este parecido a veces complica su clasificación e incluso su correcta identificación.

La más reciente clasificación, según C.L. Withner (1998), es la siguiente:

Brassavola   acaulis Brassavola   grandiflora
Brassavola   angustata  Brassavola   martiana
Brassavola   cebolleta Brassavola   nodosa
Brassavola   chacoensis  Brassavola   perrinii
Brassavola   cucullata Brassavola   retusa
Brassavola   flagellaris Brassavola   subulifolia
Brassavola   fragrans Brassavola   tuberculata
Brassavola   gardneri Brassavola   venosa

  

         Dos especies, Brassavola digbyana y B. glauca han sido segregadas del género en los años 60, formando el género nuevo de Ryncholaelia. No obstante, siguen con su antiguo nombre en caso de que se registren híbridos nuevos creados con uno de ellos.  
Rhyncholaelia glauca

 

Brassavola nodosa (planta)
           Una característica de las Brassavolas son sus hojas de forma cilíndrica (teretifolia o semiterete). Éstas, según especie , son rígidas y erectas o péndulas y curvadas, por lo que la mejor manera de cultivar las plantas es montándolas en un placa de corcho o una rama con corteza gruesa. No necesitan sustrato, porque las hojas suculentas  facilitan el almacenamiento de agua, y las raíces gruesas y relativamente largas se adhieren perfectamente a cualquier superficie porosa.

 

         Las inflorescencias se producen en la base de la hoja y tienen una o varias flores, según especie. La forma de su flor, de pétalos y sépalos verdosos y de labio ancho y blanco, tiene un especial encanto para quien sabe apreciar las formas sencillas y  la belleza de un color puro. A veces, los sépalos tienen un toque rojizo o pequeños puntos en color violeta, especialmente en la superficie exterior, pero predomina el blanco. Este color, y el perfume que desprende la flor durante la noche, atrae a su polinizador, que supuestamente es una especie de polilla nocturna de la familia Sphingidae.    
Brassavola perrinii

 

Brassavola nodosa en hábitat
           El hábitat natural del género Brassavola se encuentra prácticamente en toda la América tropical, desde México (B. acaulis, B. cucullata) hasta la Argentina (B. perrinii). Una distribución geográfica  tan extensiva  indica  que se trata  de un género con excelente adaptación a diferentes condiciones climáticas, y que debe de ser un género muy antiguo en la evolución de las Orquidáceas.

 

         También en la historia del cultivo de orquídeas el genero Brassavola destacan, y especialmente, sus especies nodosa y cucullata:  La primera orquídea tropical cultivada en Europa fue una Brassavola nodosa. Su primera floración se registró en Ámsterdam en el año 1615. Existen dibujos de la flor del año 1691 y 1698.

         Cuando el botánico sueco C. Linnaeus introdujo el sistema binomial en la nomenclatura biológica en el año 1753, describió en su primera edición de su “Species Plantarum” la planta como  Epidendrum nodosum. En este libro presentó 62 especies de orquídeas y 8 géneros, y estableció nuestra Brassavola nodosa como  tipo del genero Epidendrum. Solo en el año 1831 fue transferido al género Brassavola, un género entonces creado por el botánico escocés R. Brown en el año 1813 en honor al físico italiano Dr. Antonio Musa Brasavole.

 

         B. cucullata también había sido descrita por Linnaeus como Epidendrum en su segunda edición del “Species Plantarum” en 1763, pero en 1799 lo transfirió al genero Cymbidium. En 1813 Brown eligió Brassavola cucullata como tipo del género nuevo “Brassavola”. Para el profano la ciencia de la taxonomía resulta sorprendente, porque la flor de B. cucullata es la que más se diferencia de las otras de su género: con el ápice de su labio acuminado y extremadamente largo recuerda más bien a una de las especies de Angraecum del Madagascar.
Brassavola cucullata

 

B. nodosa y cucullata son las especies de mayor distribución de este género. Pueden encontrarse conglomeraciones de plantas tanto al borde del Mar Atlántico de Costa Rica como a 1800 metros en los 

  

Andes Venezolanos. La distribución de B. cucullata es aún mayor: desde la selva lluviosa  hasta los 1800 metros, desde México hasta la Guyana y en las islas del Caribe puede apreciarse esta belleza.

 

         La mayoría de las Brassavolas se pueden conseguir en orquidarios especializados en especies botánicas. El cultivo más fácil es montando la planta sobre placas o colocándolas en cestos abiertos con sustrato muy abierto (corteza, Perlita o piedra volcánica, carbón vegetal y turba gruesa). Aguantan  temperaturas mínimas de 12 grados C., y la máxima de 30 grados C. Todas requieren mucha luz, abundante riego durante el crecimiento y una buena ventilación. Florecen durante los meses de verano durante varias semanas. El perfume nocturno es un consuelo para todos los que padecen de insomnio, y un regalo más para quienes gusta visitar a sus plantas por la noche.
 
Brassavola nodosa

            elis                               
 
    

 

 

Hacia arriba